Don Luis H. Álvarez nos dejó un gran legado al impulsar la democracia, procurar la inclusión, vivir la compasión y por su amor a México.