La implementación del Sistema Nacional de Anticorrupción es el primero de muchos pasos, lo más importante es lograr que éste sistema sea la base de una cultura de la transparencia y cada uno de nosotros ayudemos a que crezca con nuestras acciones diarias, y crear un círculo virtuoso de transparencia, legitimidad y legalidad.

Deja un comentario