La secretaria general del PAN, Cecilia Romero, dijo que en su partido están acostumbrados a disentir, debatir, discrepar, discutir y acordar, pero lo que no van a permitir es que “el país o las iniciativas de reforma sean rehenes de disputas personales o grupales”.

De esta manera respondió Romero Castillo a la pregunta sobre si se avizora una nueva confrontación al interior de la bancada panista en el Senado, luego que los legisladores Javier Lozano y Roberto Gil Zuarth dijeron que no iban a aceptar una reforma política “descafeinada”.

En entrevista, dijo esperar que los senadores y la dirigencia del PAN “analizaremos con cuidado y con base en la realidad y en lo que es posible y es mejor, el modo de que estas iniciativas, estos puntos de vista, puedan ser procesados adecuadamente”.

Al preguntarle si es posible que los senadores panistas se pongan de acuerdo sobre la reforma política, dijo: “hay que hacer muchas cosas y armonizar todos los días, pero lo que no podemos hacer es que el país o las iniciativas de reforma sean rehenes de disputas personales o grupales”.

Espera, dijo, que la iniciativa de reforma energética que presentará el Enrique Peña Nieto el próximo miércoles, al igual que la del PAN y las que en su momento den a conocer otras fuerzas políticas, sean sometidas a un análisis sereno por parte de los legisladores.

Lo anterior, subrayó a fin de que el resultado sea un instrumento, una herramienta que le permita al país brincar a la modernidad en materia energética y “salir de esta situación decimonónica en que estamos viviendo en materia de hidrocarburos”.

Señaló que luego de que el PRD anunció que llevará a cabo una consulta sobre la reforma energética, “lo que tenemos que hacer es trabajar para socializar adecuadamente la iniciativa del PAN en la materia y destruir los mitos que han rodeado mucho tiempo al tema del petróleo”.

Al respecto, subrayó que por supuesto el petróleo es de los mexicanos, esa es la premisa de la iniciativa panista: ” que realmente sea para beneficio de la población y no que estemos importando gasolinas y gas a costa de los mexicanos”.

Romero Castillo señaló que para socializar la iniciativa de su partido, el PAN ya trabaja en una campaña informativa para destruir los mitos que hay sobre el petróleo”.

Más adelante, dijo no sorprenderle que el líder del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, esté en desacuerdo con la iniciativa de reforma energética que presentó el PAN, ya que ésta propone sacar del Consejo de Administración de Pemex a los representantes del gremio.

Sobre el particular, señaló: “me parece que lo que tenemos que tomar en cuenta de manera prioritaria en este ejercicio que se llevará a cabo en las comisiones legislativas, es precisamente ver el bien de México y los mexicanos y no del senador Carlos Romero Deschamps”, concluyó.